12.6.06

Amantes

9 comentarios:
Se amaban. No estaban solos en la tierra;
tenían la noche, sus vísperas azules,
sus celajes.

Vivían uno en el otro, se palpaban
como dos pétalos no abiertos en el fondo
de alguna flor del aire.

Se amaban. No estaban solos a la orilla
de su primera noche.
Y era la tierra la que se amaba en ellos,
el oro nocturno de sus vueltas,
la galaxia.

Ya no tendrían dos muertes. No iban a separarse.
Desnudos, asombrados, sus cuerpos se tendían
como hileras de luces en un largo aeropuerto
donde algo iba a llegar desde muy lejos,
no demasiado tarde.

Eugenio Montejo... siempre

11.6.06

Los besos del regreso

7 comentarios:
Dos meses después, este rincón vuelve a abrirse.
Al mismo costo de antes, dr is on.

Los besos son batalla contra la timidez. Los besos vencen.
Los besos dejan atrás la fantasía........ o no... me equivoco, te introducen en ella.

Lamentablemente, los besos deseados y no conseguidos se convierten en persecución.
Un beso que no pasa de la posibilidad es como la fruta fuera de estación, o caída en el jardín vecino. Será un aroma, pero no una certeza.
Los besos hablan de aquí y ahora. Y sin embargo, trascienden el espacio tiempo. Hay quien queda enganchado en el beso de ayer, o en el que viene en unas horas.

Por eso los besos nos reencuentran. Porque nos disuelven.

¿Alguien preguntó sobre la técnica de los besos?
Pido recuerden todas las movilizaciones mundiales, el poder de la gente unida en contra de la guerra contra Irak. Recuerden sus pasos y sus consignas. Recuerden la siempre
¡¡¡¡NO A LA INVASIÓN!!!!

Porque así deben ser los besos. Jamás invasivos.
Digamos que los besos son una negociación conjunta de la ruptura del espacio del otro. Y esa ruptura, créanlo, siempre en el principio tiene límites.

Tómense el trabajo de seducir, de dar señales claras, de irradiar seguridad. Y nada de irse de bruces con lo invasivo.
Si la chica te gusta, no creas que se lo harás saber causándole arcadas con tu lengua buscando su estómago. Si al chico lo quieres para ti, no hace falta que le escarbes entre los dientes.
No en el primer atrevimiento.

Si sois parte del club de torpes, es mejor ser un torpe inocente y que recorre de a poco, que un clavadista temerario que se tira al abismo de la oscuridad bucal.

El beso que quiero darte... podés pensar... es uno que te deje un poco de mí para que me saborees más tarde. Eso pensando en las horas que pasarán hasta la próxima. Pensando en el ahora, quiero que desesperes esperando mi exploración en tus sentidos. Y no sólo esperando, quiero que el trozo de labio que no estoy probando envidie el roce que hago en el otro extremo de tu boca. Si de besos se trata, me encanta (podés pensar) causarte cosquillas en las comisuras, lograr en dos palabras una sonrisa tuya, para atacar en ese momento y llevar las cosas de la paciencia a la entrega.

Un beso es comunicación, es la búsqueda del acoplamiento. Y créanme, esto no depende de grosores de labios, ni colores.
Tan sólo de ganas, invite, azar, bastante limpieza (por favor), y ánimos de complicidad extrema.

No se reparten besos a domicilio. Sin embargo, las sonrisas son gratis

sebas: de vuelta

10.4.06

Mapas de exclusividad

12 comentarios:
Uno se hace un mapa de exclusividades para escoger pareja. Hoy presento parte del punto de vista masculino.
¿Qué actúa en la mente (y el pene) del hombre para escoger a una chica?
¿Qué le ven?

Cuando un hombre ve pasar a una chica. ¿Qué? ¿Qué pasa allí dentro?
Sencillo, chicas, pasa lo que ve por el tamiz de sus preferencias, moldes, exigencias y exclusividades prediseñadas.
Ustedes, las mujeres, también hacen lo mismo.

Pongo ejemplos al azar:
-No estaría con una tipa que fume
-No estaría con una que grite
-No estaría con una que no sepa decir groserías.
-No estaría con una acomplejada de su propio cuerpo
-Detesto a las que se creen inevitablemente bellas
-Cómo deliro por las que visten sencillo
-Cabello suelto, largo, liso, oscuro... etc.
-Fragancias (naturales)
-Poco o ningún lapiz labial

-Menores que yo / Mayores que yo
-Profesionales
-Curiosas / Tímidas / Valientes
-Arrolladoras
-Que tengan personalidad / Que me admiren

Y así, cualquier cantidad de moldes prearmados para escoger en el mundo.
¿Tienen algun@s mapas de exclusividad?

¿Los míos?
Tiene que saber reír, tiene que estar segura de sí misma y ser sensible.

16.3.06

Ell@s detectan la inseguridad

5 comentarios:
Para seguir con el amigo de ayer, hoy comento estas cinco razones por las que mujeres y hombres pueden sentir tu inseguridad y tu necesidad de relación cuando l@s abordas (le caes, le echas los perros, atacas, intentas un acercamiento... cada país a su forma de decirlo).
¡oh, desespero inconsciente, así te manifiestas!

De estas formas dejas ver lo inseguro que estás:

Contacto físico excesivo. ¿por qué empezar tocando, sobando y agarrando por el brazo? Se va a ir más rápido. El espacio físico de las personas es determinante para su comodidad, ¿no crees que si apenas estás empezando deberías medir bien el contacto? La piel hay que administrarla. Aprende a retraerte, lograr atención de otra forma... y hazl@ que se sienta cómod@ estando a tu lado. (descubre otros sentidos además del tacto)

Responder a las cosas de un modo excesivamente emocional. Estás conversando, midiendo respuestas a los temas que van surgiendo. Si para la otra persona se hace evidente que las cosas te afectan con facilidad, sacará la conclusión de que eres insegur@.

Hablar mal de amigos comunes / antigu@s novi@s / relaciones pasadas. ¿Cómo quieres que confíen en ti si demuestras ese grado de conflictividad no superada? Inseguridad que salpica y llevas a cuestas.

Depender de otros para tomar decisiones. A la gente le gusta estar frente a alguien capaza de decidir por sí mismo lo que quiere que suceda y que luego lo logre. Si pasas la velada diciendo cosas tales como “¿Qué crees que debería hacer?”, “¿Dónde quieres ir esta noche?”, “Como tú quieras, me da igual” te verá falto de criterio e inseguro. La complacencia es un arma de doble filo. Tan solo toma las decisiones y actúa sobre ellas. No te preocupes tanto por conseguir su aprobación en todo. Si tiene una opinión diferente, descuida que te lo hará saber.

Decir o hacer cosas para hacerte notar y recibir sus halagos. Si dices cosas sobre ti mism@ con la intención de despertar admiración, no lo conseguirás. Que no se te noten las costuras. Es mucho mejor que dejes que se den cuenta de todo esas cosas maravillosas que haces o tienes sin decirle nada sobre ello. Si está interesad@ terminará haciéndolo. Ostentar, es una buena carta de presentación para tus inseguridades, y la idea es que te conozcan a ti, no a ellas.

Discutir. Es la típica para alejar gente. ¿Por qué sientes que debes discrepar y discutir sobre todas las cosas?. Si eres una de esas personas, entiende que es una clara demostración de que eres inseguro y necesitado. Quizás siempre tengas razón, pero ser excesivamente discutidor es muy malo para tu vida sexual. Supéralo. Si necesitas discutir sobre algo, hazlo de un modo que resulte divertido y no adoptando una postura seria y rígida, como si la vida te fuera en ello. No vas a dar clases ni a ganar un debate político. No confrontes y generes incomodidades que te cuesten caro.

(Basado en ideas sobre el arte de la seducción. Y esto no se arregla con manuales, sino con ensayos en el espejo)

15.3.06

Rechazos

1 comentario:
Que me han rechazado...


Amigo, esto es ensayo y error. Pero antes de ponerlo a estudiar algo de seducción o decirle "ay, pobrecito", le recomiendo algo: échele el cuento a sus amigos.
Que sí. Que cómo lo rechazaron, que cómo fue el rebote, que cómo la chica lo vio de frente y le dijo "de este plato no comerás". Luego podremos revisar si usted buscaba sexo o una relación estable, porque sobre eso determinaremos qué quería ella y bajo qué estrategias se acercó usted. Luego lo veremos. Por ahora, cuéntele a sus amigos cómo fue. Ya verás que es más común de lo creíble.

Lo mejor de echar el cuento es que te reirás del episodio, ellos no te lo harán olvidar (los amigos son para que lo jodan a uno, en buen término), pero estarás creando una mayor complicidad con el gremio.
Si no te puedes reír del asunto, o no puedes contárselos a tus amigos... es mejor que primero busques nuevos amigos. Porque aquí lo importante es construir seguridad antes de salir a la calle.

Las mujeres no soportan a los chicos que no puedan manejar una situación. ¿Verdad?

13.3.06

Me haces bien

4 comentarios:
Gracias a Jorge Drexler (el uruguayo compositor de "Al otro lado del río"), ayer pude dedicar una frase a alguien que lo necesitaba.

"Me haces bien".

No es que haga de mis amistades un laboratorio de juego, sino que me di cuenta que la onda de sinceridad radical debe seguir su curso. ¿Tiene usted alguien que le cause placer con su presencia? Espero que a lo largo de tu vida puedas contar con amig@s a los que puedas decir cosas como ésta.

Decirle a alguien que "te hace bien" es darle seguridad, confianza y tejer un puente. Pero lo más importante es lo siguiente: es una iniciativa tuya. Te atreves a salir de tu espacio, ir al espacio de otro, modificarlo y ser capaz de rehacer uno nuevo. Distender. "Siéntete cómodo. La casa es pequeña pero la cerveza está bien fría". Aquí cabemos.
Más allá del hampa, los accidentes y las enfermedades cardiovasculares, hay gente que se muere a diario porque nadie las quiere, o porque nadie se los dice. Otros se sienten morir, y es casi lo mismo.
Siente la sensación de plenitud al saberte causante de felicidad en un otro.

No reniegues. Si eres tú quien espera que otra persona te lo diga, ya se lo harás saber. Pero la iniciativa, el placer de hacer sentirse querido, es un placer que puedes cultivar de a poco.
Míralo así: estás recuperando un espacio donde estás seguro de ti, y lo mejor es que lo haces para invitar a otra persona a batallar contigo.
Así que adelante.
No separa tiempo y espacio. Puedes mirar al que te hizo bien ayer y recordárselo, así haras presente esa sensación. Con lo rico que es decir: "me haces sentir mejor persona".
Son palabras sencillas las de hoy, para simplificar el corazón, no para la simpleza de sentimiento (son dos cosas distintas).

¿Saben? También sus sonrisas, que se sienten, me hacen bien.

11.3.06

¿Te reconoces?

19 comentarios:
Debería dar más respuestas que preguntas. Pero prefiero que nos escuchemos.
Espero sus comentarios sobre estas líneas (en ellas reconocí algunos anhelos dejados por acá esta primera semana). Son auténticas, fueron dichas con el alma ayer mismo, y parece que no tuvieran fecha de vencimiento para el género.

"...Solo quiero q me quieran y me dejen querer. Ahora siento q estoy perdiendo la fe en el amor. ¿sabes?, quizá no me toca. A veces siento que quedo enganchada a situaciones conflictivas por haber formado pareja con un hombre inadecuado.
Por alli dicen q hay mujeres q viven en una continua ansiedad, donde el pan de cada día es el esfuerzo por entender, por cambiar o lograr la atención del hombre "elegido", y por eso siempre están sufriendo por escoger al hombre equivocado.
No, es q temo no encontrarlo nunca, perder la fe, las ganas de amar, dejar de creer, encerrarme en una coraza para evitar q me lastimen, y no querer volver a intentar...
¿sabes algo? a veces una se cansa de amar y empieza a necesitar ser amada. Porque aunque es cierto q el amor se da sin esperar nada a cambio, el sentirse navegando en un barco q avanza mientras remas sola, no es grato. ¿Por qué puede ser tan dificil?
Sinceremos algo. ¿Cuántas personas conocidas son felices en el amor? Veo a mi alrededor y me sobran dedos en una mano.
Quizá no existe. No hay una amor perfecto. No existe, es de pelicula, de cuento rosa.
No quiero las cosas implicitas. Basta de situaciones tácitas. De "te amo" q no me dicen. De "te necesito" q nunca escucho. Basta ya. No quiero seguir queriendo mientras "siento" q me quieren. Quiero escucharlo de vez en cuando. Quiero q me lo demuestren con hechos, y no q siempre tenga yo q interpretar el silencio, las miradas, los besos, cuando los hay.
Porque a veces siento q interpreto mal. A veces siento q estoy equivocada. Y quiero frenar, quiero escapar, no quiero seguir asi.
Y cuando todo termina, cuando me canso de remar, cuando no tengo fuerza para amar, escucho lo q siempre habia querido escuchar. Y ya no se si creo o no. Porque a la hora del final, lo q me digan puede ser solo para retenerme, no es sincero.
No quiero las cosas explícitas, pero sí necesito q de vez en cuando ¡¡¡me lo digan!!! No es tan difícil que me lo digan con un detalle.
¿por qué siempre soy yo la que da sorpresas? ¿por qué? ¿por qué tengo q llamarlo yo primero?
Esa es otra, las llamadas. Si no lo llamo el puede pasar dias enteros sin saber de mí. Si no le mando mensajes es lo mismo... pero jura amarme.
No lo entiendo, no puedo más.
Me rindo
De hecho, me rendí
Y ahora necesito un poco de pega loca para recoger los pedazos y armar de nuevo mi corazón.
de verdad, estoy tan triste".

(aquí estamos)